Buscar este blog

:

:

Entrada destacada

¿Qué hiciste hoy para conciencitizar sobre la defensa de la vida?

Hola, te invito a que pienses que puedes hacer, desde tu lugar, para ayudar a la defensa de la vida. Por ejemplo puedes proponer reunion...

martes, 20 de marzo de 2012

►PADRES CATÓLICOS





El papel de los padres se hace muy difícil. Hemos visto la mayoría de los colegios religiosos secularizados de hecho, no se enseña en ellos la verdadera religión ni las ciencias profanas a la luz de la fe. Los catecismos propagan el modernismo. En esta vida tan agitada no hay tiempo para nada, el ritmo del trabajo hace que padres e hijos se distancien de los abuelos, que en otro tiempo participaban en la educación de los nietos. Los católicos no están solamente perplejos, sino desarmados.

A pesar de todo, ellos pueden asegurar lo esencial, la gracia de Dios suplirá lo demás. ¿Qué hay que hacer? Hay colegios verdaderamente católicos aunque no sean muchos. Envíen allí a sus hijos, aunque sea gravoso para su economía. Abran otros nuevos, como algunos ya lo han hecho. Si no pueden frecuentar nada más que colegios donde la enseñanza está desnaturalizada, manifiéstense, reclamen, no dejen que esos maestros hagan perder la fe de sus hijos.

Lean y relean en familia el catecismo de Trento, el más hermoso, el más perfecto y el más completo de todos. Organicen clases de catecismos aparte bajo la dirección espiritual de buenos sacerdotes, no tengan miedo de ser tratados, como nosotros, de “salvajes”. Por lo demás ya funcionan numerosos grupos que acogerán a sus hijos.

Rechacen los libros que transmiten el veneno modernista. Háganse aconsejar. Editores valientes difunden excelentes obras y reimprimen aquellos libros que los progresistas han destruido y hecho desaparecer. No compren cualquier Biblia: toda familia cristiana debería poseer la Vulgata, traducción latina hecha por San Jerónimo en el siglo IV y canonizada por la Iglesia. Aténganse a la verdadera interpretación de las Escrituras; conserven la Misa auténtica y los Sacramentos tal como siempre fueron administrados por todas partes en la Iglesia.

El demonio se ha desencadenado actualmente contra la Iglesia. De esto se trata, éste es el problema. Asistimos tal vez a una de las últimas batallas, una batalla general. Ataca contra todos los frentes y si Nuestra Señora de Fátima ha dicho que un día Satanás se alzará hasta las más altas esferas de la Iglesia, es que esto es posible. Yo no afirmo nada por mí mismo; sin embargo hay signos que pueden hacernos pensar que en los organismos romanos más importantes hay gentes que han perdido la fe.

Hay que tomar medidas espirituales urgentes. Es necesario rezar, hacer penitencia, como la Santísima Virgen lo ha pedido tantas veces, rezar el santo Rosario en familia. Las gentes, lo hemos visto en cada guerra, se ponen a rezar cuando las bombas empiezan a caer. Pues precisamente están cayendo en estos momentos: estamos a punto de perder la fe. Comprenderán que esto sobrepasa en gravedad a todas las catástrofes que puedan hacer temblar a los hombres, las crisis económicas mundiales o los conflictos atómicos.

Se impone la renovación de muchas cosas, pero no piensen que para esto no podemos contar con la juventud. No toda la juventud está corrompida como algunos se atreven a persuadirnos. Muchos tienen un ideal, a muchos otros bastaría con presentárselo. Abundan los ejemplos de movimientos que apelan con éxito a su generosidad; los monasterios fieles a la Tradición les atraen, no faltan vocaciones de jóvenes seminaristas o novicios que piden ser formados. Hay un magnífico trabajo por cumplir conforme a las consignas dadas por los apóstoles: “Conservad las tradiciones… permaneced en lo que habéis aprendido”.

El viejo y decrépito mundo llamado a desaparecer es el mundo del aborto. Las familias fieles a la Tradición son al mismo tiempo familias numerosas, su misma fe les asegura la posteridad. “Creced y multiplicaos”. Guardando lo que la Iglesia ha enseñado siempre, se comprometen con el futuro.



Carta abierta a los católicos perplejos – Cap. XXII

Monseñor Marcel Lefebvre

Por leer... por entender...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes emitir opinión siempre que sea con respeto y altura.
Gracias por dejar tu comentario.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Te ha sido de utilidad el blog?

¿Trabajar o criar a los hijos?

♥

♥Consagración a la Virgen María

♥Consagración a la Virgen María

CONSAGRACIÓN DEL MATRIMONIO AL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA

CONSAGRACIÓN DEL MATRIMONIO AL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA
"Oh, Corazón Inmaculado de María, refugio seguro de nosotros pecadores y ancla firme de salvación, a Ti queremos hoy consagrar nuestro matrimonio. En estos tiempos de gran batalla espiritual entre los valores familiares auténticos y la mentalidad permisiva del mundo, te pedimos que Tu, Madre y Maestra, nos muestres el camino verdadero del amor, del compromiso, de la fidelidad, del sacrificio y del servicio. Te pedimos que hoy, al consagrarnos a Ti, nos recibas en tu Corazón, nos refugies en tu manto virginal, nos protejas con tus brazos maternales y nos lleves por camino seguro hacia el Corazón de tu Hijo, Jesús. Tu que eres la Madre de Cristo, te pedimos nos formes y moldees, para que ambos seamos imágenes vivientes de Jesús en nuestra familia, en la Iglesia y en el mundo. Tu que eres Virgen y Madre, derrama sobre nosotros el espíritu de pureza de corazón, de mente y de cuerpo. Tu que eres nuestra Madre espiritual, ayúdanos a crecer en la vida de la gracia y de la santidad, y no permitas que caigamos en pecado mortal o que desperdiciemos las gracias ganadas por tu Hijo en la Cruz. Tu que eres Maestra de las almas, enséñanos a ser dóciles como Tu, para acoger con obediencia y agradecimiento toda la Verdad revelada por Cristo en su Palabra y en la Iglesia. Tu que eres Mediadora de las gracias, se el canal seguro por el cual nosotros recibamos las gracias de conversión, de amor, de paz, de comunicación, de unidad y comprensión. Tu que eres Intercesora ante tu Hijo, mantén tu mirada misericordiosa sobre nosotros, y acércate siempre a tu Hijo, implorando como en Caná, por el milagro del vino que nos hace falta. Tu que eres Corredentora, enséñanos a ser fieles, el uno al otro, en los momentos de sufrimiento y de cruz. Que no busquemos cada uno nuestro propio bienestar, sino el bien del otro. Que nos mantengamos fieles al compromiso adquirido ante Dios, y que los sacrificios y luchas sepamos vivirlos en unión a tu Hijo Crucificado. En virtud de la unión del Inmaculado Corazón de María con el Sagrado Corazón de Jesús, pedimos que nuestro matrimonio sea fortalecido en la unidad, en el amor, en la responsabilidad a nuestros deberes, en la entrega generosa del uno al otro y a los hijos que el Señor nos envíe. Que nuestro hogar sea un santuario doméstico donde oremos juntos y nos comuniquemos con alegría y entusiasmo. Que siempre nuestra relación sea, ante todos, un signo visible del amor y la fidelidad. Te pedimos, Oh Madre, que en virtud de esta consagración, nuestro matrimonio sea protegido de todo mal espiritual, físico o material. Que tu Corazón Inmaculado reine en nuestro hogar para que así Jesucristo sea amado y obedecido en nuestra familia. Qué sostenidos por Su amor y Su gracia nos dispongamos a construir, día a día, la civilización del amor: el Reinado de los Dos Corazones. Amén. -Madre Adela Galindo, Fundadora SCTJM

CONSAGRACIÓN DEL MATRIMONIO A LOS DOS CORAZONES EN SU RENOVACIÓN DE VOTOS

CONSAGRACIÓN DEL MATRIMONIO A LOS DOS CORAZONES EN SU RENOVACIÓN DE VOTOS
Oh Corazones de Jesús y María, cuya perfecta unidad y comunión ha sido definida como una alianza, término que es también característico del sacramento del matrimonio, por que conlleva una constante reciprocidad en el amor y en la dedicación total del uno al otro. Es la alianza de Sus Corazones la que nos revela la identidad y misión fundamental del matrimonio y la familia: ser una comunidad de amor y vida. Hoy queremos dar gracias a los Corazones de Jesús y María, ante todo, por que en ellos hemos encontrado la realización plena de nuestra vocación matrimonial y por que dentro de Sus Corazones, hemos aprendido las virtudes de la caridad ardiente, de la fidelidad y permanencia, de la abnegación y búsqueda del bien del otro. También damos gracias por que en los Corazones de Jesús y María hemos encontrado nuestro refugio seguro ante los peligros de estos tiempos en que las dos grandes culturas la del egoísmo y de la muerte, quieren ahogar como fuerte diluvio la vida matrimonial y familiar. Hoy deseamos renovar nuestros votos matrimoniales dentro de los Corazones de Jesús y María, para que dentro de sus Corazones permanezcamos siempre unidos en el amor que es mas fuerte que la muerte y en la fidelidad que es capaz de mantenerse firme en los momentos de prueba. Deseamos consagrar los años pasados, para que el Señor reciba como ofrenda de amor todo lo que en ellos ha sido manifestación de amor, de entrega, servicio y sacrificio incondicional. Queremos también ofrecer reparación por lo que no hayamos vivido como expresión sublime de nuestro sacramento. Consagramos el presente, para que sea una oportunidad de gracia y santificación de nuestras vidas personales, de nuestro matrimonio y de la vida de toda nuestra familia. Que sepamos hoy escuchar los designios de los Corazones de Jesús y María, y respondamos con generosidad y prontitud a todo lo que Ellos nos indiquen y deseen hacer con nosotros. Que hoy nos dispongamos, por el fruto de esta consagración a construir la civilización del amor y la vida. Consagramos los años venideros, para que atentos a Sus designios de amor y misericordia, nos dispongamos a vivir cada momento dentro de los Corazones de Jesús y María, manifestando entre nosotros y a los demás, sus virtudes, disposiciones internas y externas. Consagramos todas las alegrías y las tristezas, las pruebas y los gozos, todo ofrecido en reparación y consolación a Sus Corazones. Consagramos toda nuestra familia para que sea un santuario doméstico de los Dos Corazones, en donde se viva en oración, comunión, comunicación, generosidad y fidelidad en el sufrimiento. Que los Corazones de Jesús y María nos protejan de todo mal espiritual, físico o material. Que los Dos Corazones reinen en nuestro matrimonio y en nuestra familia, para que Ellos sean los que dirijan nuestros corazones y vivamos así, cada día, construyendo el reinado de sus Corazones: la civilización del amor y la vida. Amén! Nombre de esposos______________________________ Fecha________________________ -Madre Adela Galindo, Fundadora SCTJM

¿Conoces alguna embarazada que necesita ayuda?

¿Conoces alguna embarazada que necesita ayuda?
4219037/154168469

Clic


Translate

Experimentación fetal, transplantes, cosmética y su relación con el aborto provocado.

Mis archivos para compartir

Followers

Iniciado el 28/01/16

♥Oremos con corazón sincero

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

MIS BANNER



Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket


Si a la vida Headline Animator

Si a la vida

Marcha nacional

Marcha nacional
#Por tu familia

Revista familia y vida

5 Actitudes que aprendemos dentro de la #Familia según el #PapaFrancisco

5 Actitudes que aprendemos dentro de la #Familia según el #PapaFrancisco

Macri representa la codicia neoliberal

Macri representa la codicia neoliberal
Ni salud ni educación ni erradicación de pobreza, solo aporte para la ignorancia y la medicrodidad burguesa