Buscar este blog

:

:

Entrada destacada

¿Qué hiciste hoy para conciencitizar sobre la defensa de la vida?

Hola, te invito a que pienses que puedes hacer, desde tu lugar, para ayudar a la defensa de la vida. Por ejemplo puedes proponer reunion...

jueves, 15 de octubre de 2015

¿Es un bebé? ¿Duele tener un aborto?



Estas son las dos preguntas más comunes realizadas por la chicas que llaman por teléfono a las fábricas de abortos (clínicas abortivas) cuando se enteran que están embarazadas. Llaman a los teléfonos con el drama que están viviendo al haber quedado embarazadas, en el fondo en búsqueda de ayuda.

En Sacerdotes por la Vida conocemos muchos ex abortistas que estuvieron en el “negocio del aborto” a todos los niveles, desde dueños de estas fábricas de muerte, pasando por médicos y enfermeras, hasta el personal administrativo y recepcionistas.

Es conmovedor escuchar el testimonio de estos ex abortistas por la culpabilidad, el dolor y la vergüenza que tienen que sufrir, al haber realizado, algunos de ellos, más de 35.000 abortos antes de retirarse de este negocio del “asesinato legal” de los seres humanos más indefensos, la perversión de las perversiones humanas de todos los tiempos.

Ellos narran como a sus “pacientes” no les permitían ver la pantalla del ultrasonido y ni siquiera que pudieren escuchar el latido del corazón del bebé, ya que cuando esto pasaba muchas mujeres se negaban a abortar.

En estas fábricas de abortos los pagos se hacen normalmente en efectivo y mucho de ese dinero no es declarado (para el testimonio puede ver el siguiente video) La ex abortista Carol Everett ha dicho que ha visto a médicos repartirse en una mañana de sábado 4,500 dólares, fruto del asesinato legal de bebés. Los ex abortistas se preguntan, ¿por qué el gobierno no le hace un seguimiento más agresivo a esta evasión de impuestos? La respuesta de ellos es “debe ser porque estamos en medio de una batalla espiritual”.





Una ex recepcionista de una fábrica de abortos confiesa que fue entrenada para “vender abortos”. Ella cuenta sobre su entrenamiento para ir respondiendo a las preguntas típicas de las potenciales “clientes”, de manera tal de asegurar la “venta” del aborto. Así, por ejemplo, cuando una de las muchachas que llamaba por teléfono o visitaba la fábrica de abortos preguntaba “¿Es un bebé?”, obviamente refiriéndose a su hijo creciendo en su vientre, entonces se les respondía “No es un bebé, es solamente el producto del embarazo, prácticamente un solo un coágulo de sangre”.

Cuando las muchachas dudaban sobre abortar o no a su bebé por razones económicas, el entrenamiento “pro aborto” indicaba inmediatamente reforzar con claridad y de una manera muy amigable, como si estuvieran hablando con la mejor amiga que les da el mejor concejo: “Mira no te preocupes, no dudes que abortar es lo mejor. Tú ahora no lo puedes mantener y siempre te saldrá más económico hacer un aborto que criar un hijo”.

Los ex abortistas dan su testimonio que una de las escenas más devastadoras, es la de las mujeres después de abortar mientras despiertan de la anestesia. Ellas no quieren saber nada y más del 90% comienzan a llorar diciendo “maté a mi hijo”. Pero pronto comenzarán a bloquear ese dolor a fuerza de autoengaños y de adicciones, en algunos de los casos pasarán décadas para que una aceptación plena de lo sucedido sea el inicio de un proceso de recuperación. Esta es la respuesta verdadera a las dos preguntas que más frecuentemente hacen las madres de sus hijos en el vientre: ¿Es un bebé? Después del aborto ya no está la duda, sí lo era porque sienten la ausencia al haber sido “arrancados” sus hijos de su vientre. Y a la otra: ¿Duele el aborto? La respuesta comienza con el síndrome post aborto que solamente está en sus inicios en la sala de “recuperación” después del aborto.

Los abortistas no estarán cuando muchas de estas mujeres atenten contra su vida por el dolor insoportable de haber asesinado a sus propios hijos.

Los abortistas no estarán para ayudarlas con los más de 150 efectos colaterales desprendidos por los diversos estudios clínicos del síndrome post aborto.

Los abortistas simplemente habrán “vendido” su producto con todo el soporte legal necesario, pero, para la “cliente”, solamente será el inicio de una de las noches más oscuras de su vida: llevar en su corazón la culpabilidad y la vergüenza de la muerte de su propio hijo.

P. Victor Salomón

Director de Apostolado Hispano

Sacerdotes Por la Vida

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes emitir opinión siempre que sea con respeto y altura.
Gracias por dejar tu comentario.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿Te ha sido de utilidad el blog?

¿Trabajar o criar a los hijos?

♥

♥Consagración a la Virgen María

♥Consagración a la Virgen María

CONSAGRACIÓN DEL MATRIMONIO AL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA

CONSAGRACIÓN DEL MATRIMONIO AL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA
"Oh, Corazón Inmaculado de María, refugio seguro de nosotros pecadores y ancla firme de salvación, a Ti queremos hoy consagrar nuestro matrimonio. En estos tiempos de gran batalla espiritual entre los valores familiares auténticos y la mentalidad permisiva del mundo, te pedimos que Tu, Madre y Maestra, nos muestres el camino verdadero del amor, del compromiso, de la fidelidad, del sacrificio y del servicio. Te pedimos que hoy, al consagrarnos a Ti, nos recibas en tu Corazón, nos refugies en tu manto virginal, nos protejas con tus brazos maternales y nos lleves por camino seguro hacia el Corazón de tu Hijo, Jesús. Tu que eres la Madre de Cristo, te pedimos nos formes y moldees, para que ambos seamos imágenes vivientes de Jesús en nuestra familia, en la Iglesia y en el mundo. Tu que eres Virgen y Madre, derrama sobre nosotros el espíritu de pureza de corazón, de mente y de cuerpo. Tu que eres nuestra Madre espiritual, ayúdanos a crecer en la vida de la gracia y de la santidad, y no permitas que caigamos en pecado mortal o que desperdiciemos las gracias ganadas por tu Hijo en la Cruz. Tu que eres Maestra de las almas, enséñanos a ser dóciles como Tu, para acoger con obediencia y agradecimiento toda la Verdad revelada por Cristo en su Palabra y en la Iglesia. Tu que eres Mediadora de las gracias, se el canal seguro por el cual nosotros recibamos las gracias de conversión, de amor, de paz, de comunicación, de unidad y comprensión. Tu que eres Intercesora ante tu Hijo, mantén tu mirada misericordiosa sobre nosotros, y acércate siempre a tu Hijo, implorando como en Caná, por el milagro del vino que nos hace falta. Tu que eres Corredentora, enséñanos a ser fieles, el uno al otro, en los momentos de sufrimiento y de cruz. Que no busquemos cada uno nuestro propio bienestar, sino el bien del otro. Que nos mantengamos fieles al compromiso adquirido ante Dios, y que los sacrificios y luchas sepamos vivirlos en unión a tu Hijo Crucificado. En virtud de la unión del Inmaculado Corazón de María con el Sagrado Corazón de Jesús, pedimos que nuestro matrimonio sea fortalecido en la unidad, en el amor, en la responsabilidad a nuestros deberes, en la entrega generosa del uno al otro y a los hijos que el Señor nos envíe. Que nuestro hogar sea un santuario doméstico donde oremos juntos y nos comuniquemos con alegría y entusiasmo. Que siempre nuestra relación sea, ante todos, un signo visible del amor y la fidelidad. Te pedimos, Oh Madre, que en virtud de esta consagración, nuestro matrimonio sea protegido de todo mal espiritual, físico o material. Que tu Corazón Inmaculado reine en nuestro hogar para que así Jesucristo sea amado y obedecido en nuestra familia. Qué sostenidos por Su amor y Su gracia nos dispongamos a construir, día a día, la civilización del amor: el Reinado de los Dos Corazones. Amén. -Madre Adela Galindo, Fundadora SCTJM

CONSAGRACIÓN DEL MATRIMONIO A LOS DOS CORAZONES EN SU RENOVACIÓN DE VOTOS

CONSAGRACIÓN DEL MATRIMONIO A LOS DOS CORAZONES EN SU RENOVACIÓN DE VOTOS
Oh Corazones de Jesús y María, cuya perfecta unidad y comunión ha sido definida como una alianza, término que es también característico del sacramento del matrimonio, por que conlleva una constante reciprocidad en el amor y en la dedicación total del uno al otro. Es la alianza de Sus Corazones la que nos revela la identidad y misión fundamental del matrimonio y la familia: ser una comunidad de amor y vida. Hoy queremos dar gracias a los Corazones de Jesús y María, ante todo, por que en ellos hemos encontrado la realización plena de nuestra vocación matrimonial y por que dentro de Sus Corazones, hemos aprendido las virtudes de la caridad ardiente, de la fidelidad y permanencia, de la abnegación y búsqueda del bien del otro. También damos gracias por que en los Corazones de Jesús y María hemos encontrado nuestro refugio seguro ante los peligros de estos tiempos en que las dos grandes culturas la del egoísmo y de la muerte, quieren ahogar como fuerte diluvio la vida matrimonial y familiar. Hoy deseamos renovar nuestros votos matrimoniales dentro de los Corazones de Jesús y María, para que dentro de sus Corazones permanezcamos siempre unidos en el amor que es mas fuerte que la muerte y en la fidelidad que es capaz de mantenerse firme en los momentos de prueba. Deseamos consagrar los años pasados, para que el Señor reciba como ofrenda de amor todo lo que en ellos ha sido manifestación de amor, de entrega, servicio y sacrificio incondicional. Queremos también ofrecer reparación por lo que no hayamos vivido como expresión sublime de nuestro sacramento. Consagramos el presente, para que sea una oportunidad de gracia y santificación de nuestras vidas personales, de nuestro matrimonio y de la vida de toda nuestra familia. Que sepamos hoy escuchar los designios de los Corazones de Jesús y María, y respondamos con generosidad y prontitud a todo lo que Ellos nos indiquen y deseen hacer con nosotros. Que hoy nos dispongamos, por el fruto de esta consagración a construir la civilización del amor y la vida. Consagramos los años venideros, para que atentos a Sus designios de amor y misericordia, nos dispongamos a vivir cada momento dentro de los Corazones de Jesús y María, manifestando entre nosotros y a los demás, sus virtudes, disposiciones internas y externas. Consagramos todas las alegrías y las tristezas, las pruebas y los gozos, todo ofrecido en reparación y consolación a Sus Corazones. Consagramos toda nuestra familia para que sea un santuario doméstico de los Dos Corazones, en donde se viva en oración, comunión, comunicación, generosidad y fidelidad en el sufrimiento. Que los Corazones de Jesús y María nos protejan de todo mal espiritual, físico o material. Que los Dos Corazones reinen en nuestro matrimonio y en nuestra familia, para que Ellos sean los que dirijan nuestros corazones y vivamos así, cada día, construyendo el reinado de sus Corazones: la civilización del amor y la vida. Amén! Nombre de esposos______________________________ Fecha________________________ -Madre Adela Galindo, Fundadora SCTJM

¿Conoces alguna embarazada que necesita ayuda?

¿Conoces alguna embarazada que necesita ayuda?
4219037/154168469

Clic


Translate

Experimentación fetal, transplantes, cosmética y su relación con el aborto provocado.

Mis archivos para compartir

Followers

Iniciado el 28/01/16

♥Oremos con corazón sincero

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

MIS BANNER



Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket


Si a la vida Headline Animator

Si a la vida

Marcha nacional

Marcha nacional
#Por tu familia

Revista familia y vida

5 Actitudes que aprendemos dentro de la #Familia según el #PapaFrancisco

5 Actitudes que aprendemos dentro de la #Familia según el #PapaFrancisco

Macri representa la codicia neoliberal

Macri representa la codicia neoliberal
Ni salud ni educación ni erradicación de pobreza, solo aporte para la ignorancia y la medicrodidad burguesa